PARTITURA

PARTITURA

L

a

s

manos en el violín,

y sobre tu aliento, los sueños hechos de acordes

y latidos.

Pero

te haces miel

de tanto tocar en sí, todo la dulzura

latitudinal.

Sin embargo.

No

te dispersas,

al contrario, te defines como musa angelada

susurrando poesías.

Sin importar.

La

similitud,

con que te contrastas sobre el arco

de la arquitectura.

Pero

es la música,

quien cabe en todas tus atmósferas y en todos los ritmos

de tus pensamientos.

Y

no se desvanece como los gemidos,

porque antes, despiertas en mil partituras de ensueños.

Autor: Fabián Irusta (Villa Maza, Argentina) D/R

Comentarios de Facebook

Comentarios