CARTA A LOS POLÍTICOS DE MI PAÍS… “UN GESTO”

Me robo este tiempo de mi vida (tal vez para la nada misma) en volcar en esta página un pensar, un sentir…. UN PEDIR! Sí, porque en realidad lo que deseo es “pedir”, pedir un gesto de humanidad.
En estos días he escuchado que debemos “ajustarnos” (y la verdad lo hacemos), que debemos aprender a sobrevivir con lo que ganamos y que esto es solo por un tiempo, uno o dos años a lo sumo.
En estos días escucho y leo sobre personas que se quedan sin trabajo porque se deben “ajustar” los gastos del país, de cada provincia, de cada municipio; situación que me aflige y mucho porque en cada despedido hay una familia, hay sueños, hay vida- quiero hacer es una salvedad: si el empleado es “ñoqui”, afuera; solo me refiero a esos empleados y empleadas que ingresaron por un partido o gobierno X; que no tiene, o no puede o no sabe como conseguir un trabajo y en el que está TRABAJA-.
En un momento me había ilusionado, el gobierno iba a dar un paso importante: reducir los ministerios… pero luego se dieron cuenta que todos eran necesarios…
Volviendo a mi pedido (sepan que voté a este gobierno y si bien no concuerdo con algunas de sus políticas, lo sigo apoyando), ¿qué tan utópico podría ser que todos los políticos, funcionarios (de todos los niveles y partidos políticos), diputados, jueces, senadores; a los cuales les paga el Estado, o sea nosotros; cobre no más de $50.000?, podemos fijar un tiempo: por un año. Muchos podrán decir que es poco lo que se puede recaudar… pero a lo mejor se pueden salvar puestos estatales y darles la posibilidad a esas personas a buscar otro trabajo. Tal vez los funcionarios digan que no pueden vivir con ese monto, que su nivel de vida está sujeto a lo que ganan, etc… yo les pregunto: el que se quedó sin trabajo, ¿puede vivir sin nada?; los jubilados, ¿cómo hacen para vivir con $8.000? y se los respondo: piden prestado, se van a vivir con familiares, se ajustan, sobreviven… Ustedes, empleados nuestros, muchos llegaron por nuestro voto; también van a poder vivir, ajustándose; tal vez viajando un poco menos, asistiendo a menos fiestas, usando la ropa que tienen, evitando comprar más… es solo por un año… hay ciudadanos que lo hacen toda su vida… y también trabajan…
Un gesto, es lo único que les pido como ciudadana, un gesto que toda la gente común que habita este hermoso pueblo argentino les va a agradecer; un gesto que nos llene de fuerzas para sentir que vale la pena “ajustarse” por la Patria, por la República.
María Alejandra Rolaiser.

Comentarios de Facebook

Comentarios