HOGAR DE ABUELOS, UN SUEÑO HECHO REALIDAD…

El pasado lunes 11 de febrero comenzó a funcionar el Hogar de Abuelos en Villa Maza.  En notas anteriores nos preguntábamos que pasaba con la apertura de ese lugar cuya inauguración se había realizado en Mayo del año pasado.  Hoy la realidad nos respondió:  el Hogar abrió sus puertas….

En este artículo quiero hacer hincapié en “el sueño”, en el proyecto, en la idea de una persona cuyo nombre desconozco, pero que es digna o digno  de mi admiración; un ser humano que pensó más allá de sí mismo; y convirtió su  sueño en un acto de servicio hacia otros. Y a este sueño se le fueron sumando personas, seres convencidos de que podían lograrlo, seres comprometidos, emprendedores, valientes, soñadores… Seguramente habrán  transitado por muchos vaivenes emocionales, se habrán enfrentados  a personas que les dijeron que “no”, personas que evaluaron el proyecto como algo imposible, una utopía, una locura.  Sin embargo, no bajaron los brazos,  siguieron golpeando puertas, pidiendo sin abandonar su objetivo final: “un hogar para los abuelos de nuestro pueblo”. Y lo lograron, el sueño se hizo realidad para que hoy adultos mayores y sus familias puedan disfrutarlo.

Nada es imposible de lograr, solo es cuestión de tener “un sueño” y ponerlo en marcha. Cuando leí la nota  escrita por Miguel Nicollini, “¿Qué nos pasa a los villamacenses?”, sentí que una finalidad del artículo era despertar en cada uno de nosotros proyectos que hagan crecer a nuestro pueblo.  No la entendí como un artículo para  quejarnos por quejarnos, de buscar responsables para no hacernos cargo de nuestra propia realidad;  sino de hacer lo que bien pudo hacer este grupo de personas -no doy nombre porque no quiero olvidarme de nadie-, tener un sueño y trabajar para concretarlo.

Yo tengo un sueño, hace mucho que me da vuelta, que sé que muchos también lo tienen:  crear fuentes laborales en nuestro pueblo, una fábrica. Siempre hacemos responsable al municipio, al gobierno de turno porque no las genera.  Tal vez sea el momento de ponernos los proyectos  al hombro- tal como lo hicieron los que soñaron el hogar de abuelos- y junto con el gobierno de turno trabajar para hacerlo realidad.

Quiero, para finalizar esta nota, reconocer en una persona mi admiración personal porque  detrás de muchos proyectos que se concretaron, ella está presente; Gladys Fernandez, una ciudadana, como tantas otras y otros ciudadanos comprometidos con nuestro pueblo.-

“Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, solo será cuestión de tiempo recoger sus frutos° Thomas Carlyle

María Alejandra Rolaiser

Comentarios de Facebook

Comentarios